sábado, 18 de agosto de 2012

Un adiós que es un hasta luego.

Aunque hace mucho tiempo "abandoné" la costumbre más o menos regular de escribir por aquí, no quería dejar de lado a los que me leíais de vez en cuando.

Como lo de escribir más que una costumbre se convirtió en un vicio, os invito a que paséis por mi nuevo blog donde sí que escribo con regularidad:


Ya os enteraréis al pasar por allí que este año conseguí publicar mi primera novela.

Un abrazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario